martes, 3 de abril de 2012

Dar la vida por los amigos


Lectura: Juan 15:12-14

La mayoría de los ejecutivos quisieran que sus colaboradores dieran su vida por la empresa y sus resultados. Suena absurdo, pero ¿Está la empresa dispuesta a “dar su vida” por sus empleados? Para cada empleado “La empresa es su jefe”. El representa a ese concepto sin cara ni forma llamado “la empresa”. Cuando el jefe, de una manera genuina y franca se preocupa de las personas más que de sus resultados, entonces es reconocido como líder. Cuando ese liderazgo se ejerce desde la filosofía de servir a otros, el líder no necesitara empujar a su equipo hacia la meta. Será el equipo quien levantará en hombros a su líder y lo llevará hasta la meta. Para comprender mejor este concepto de liderazgo, fíjate en la manera de liderar de Jesús. Él fue el primero en servir, en sanar, en alimentar, en preocuparse por su gente. Aun cuando fue abandonado a su suerte en la cruel crucifixión, sus palabras por su gente fueron “Padre perdónalos”. La Biblia solamente menciona dos ocasiones cuando Jesús lloro. Una por Jerusalén y el triste destino que le aguardaba, y la otra por la muerte de su amigo Lázaro. Por ello, cuando tengas quejas por el compromiso de tu gente, es recomendable que revises tu compromiso para con ellos. Recuerda el magnífico ejemplo de Jesús.

Para reflexionar: Imitar a Jesús en su entrega y estilo de liderazgo trae grandes dividendos.

Hebert Reyes. Bogota-Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario