miércoles, 2 de mayo de 2012

Armadura y Oración


Lectura: Efesios 6:10-18

El apóstol Pablo comprendió que los seguidores de Jesús se convertían en elementos activos de un ejército entrenado para la lucha espiritual; por lo que cada miembro era dotado de una armadura completa, desde la cabeza, hasta los pies. A través de los distintos elementos de la indumentaria de un soldado romano, Pablo representó a: la salvación, la justicia, la fe, la palabra de Dios, la verdad y la proclamación del evangelio. Ningún elemento hasta aquí simbolizó a la oración; pero, el apóstol concluye: «Oren en el Espíritu en todo momento…» (Efesios 6:18 NVI). La oración es el arma más poderosa de la que hemos sido dotados, pues, es el medio de comunicación a través del cual Dios nos hace conocer la estrategia de batalla. La oración por la salvación de nuestros amigos sin Cristo no debe ser un simple ruego, sino, un avance estratégico, que debe incluir:
1. Orar para que el corazón sea buena tierra. (Ver Marcos 4:8)
2. Orar para que Satanás no robe la semilla. (Ver Marcos 4:15)
3. Orar para que se produzca revelación. (Ver 2 Corintios 4:3-4)
4. Orar para la destrucción de fortalezas. (Ver 2 Corintios 10:4)
5. Orar para que llegue el verdadero arrepentimiento. (Ver 2 Timoteo 2:25-26)

Para reflexionar: La única acción más relevante que vestir la armadura cada día es: conocer y obedecer la estrategia de Dios.

Edgar Medina, México DF, México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario