miércoles, 6 de junio de 2012

El empoderamiento de sustitutos para el liderazgo iniciado por Dios



Dios es quien inicia el liderazgo, nombra y otorga autoridad para que tome lugar. Es Él quien otorga poder y sostiene en pleno el ejercicio del liderazgo, y quien da la sabiduría para repartir el trabajo a realizar y hacer las transiciones de liderazgo que se requieran. Si un líder ha sido colocado por Dios para una tarea, y va fielmente en pos de eso, puede estar tranquilo de la provisión de Dios para lograr su cometido. Si en el trayecto las circunstancias oprimen y el líder percibe tener mucha carga, el líder puede comunicarse con Dios sobre la situación confiando que Dios enviará provisión para su socorro y en pro de su efectividad. Muchas veces la respuesta de Dios es apoyar sobrenaturalmente a través del empoderamiento de personas clave. En una ocasión (Números 11:16-17) el pueblo pidió algo, Moisés –el líder- le comentó a Dios la carga emocional que eso le generó, y Dios proveyó 70 ancianos para ayudarle a llevar la carga. En otra ocasión, Dios le permitió a Débora ver que necesitaba 10.000 hombres seleccionados particularmente de las tribus de Neftalí y Zabulón para enfrentar al ejercito de Jabín, Rey de Canaán, comandado por Sisara. Dirigidos por Barac, se levantó el número exacto de hombres necesarios para vencer en la batalla (Vea Jueces 4). Cuando Dios actúa en favor o en respaldo de un líder que El mismo escogió y le provee el milagro divino del empoderamiento, el líder experimentará una transformación en su cosmovisión de tal manera que anhelará entregar/rendir/distribuir todo el poder (Números 11:29). ¿Estás listo para empoderar a otros?

Para reflexionar: Dios empodera, y nos da a conocer cuando quiere empoderar también a otros.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario