martes, 31 de julio de 2012

Afile la Sierra



A veces estamos tan ocupados trabajando, yo diría trabajando en automático, que no nos percatamos si estamos siendo efectivos en lo que estamos realizando. Pensamos que es una pérdida de tiempo detenernos para evaluar lo que está pasando. Trabajar afanosamente no garantiza que terminaremos más rápido el trabajo. Trabajar inteligentemente si lo hará. Si va a cortar leña afile primero el hacha. En otras palabras, tómese el tiempo necesario para obtener el conocimiento, o desarrollar las habilidades que necesita para completar el trabajo. El hacha amellada puede ser síntoma de que en alguna de las áreas de su vida: física, mental, social-emocional y espiritual, usted necesita afilarse – renovar algunas habilidades, que se hagan algunos ajustes, se recarguen las baterías, se reevalúe la visión, etcétera. Aplicar más fuerza a un hacha embotada no compensará el beneficio de estar afilada. No malgaste su oportunidad, su energía y su tiempo, son recursos no renovables. Trabajar más duro no lo hará más productivo, trabajar correctamente si lo hará. Podríamos comparar al obstinado leñador con el hierro embotado. Muchas veces nosotros nos comportamos como el hierro embotado. Hacer una pausa para afilar el hacha no es una pérdida de tiempo. Apartar tiempo para capacitarse, para reflexionar sobre su desempeño, para renovar las fuerzas, para recuperar la perspectiva y avivar la visión, puede rendir grandes beneficios.

Para reflexionar: Trabajar afanosamente no nos hace más productivos.

Arnoldo Arana. Valencia-Venezuela

jueves, 26 de julio de 2012

Creciendo Integralmente


Lectura: Lucas 2:51-52

Crecía en “sabiduría”: crecimiento intelectual. Crecía en “estatura”: crecimiento físico. Crecía en “gracia para con Dios”: crecimiento espiritual. Crecía en “gracia para con los hombres”: crecimiento emocional y social. Jesús es un modelo de cómo crecer como persona. El crecía integralmente. Crecer sanamente exige equilibrio en la vida. Nuestro enfoque de la vida necesita ser un enfoque holístico, que abarque, como en el caso de Jesús, lo físico, lo emocional, lo intelectual y lo espiritual. Los seres humanos somos seres multidimensionales, por lo que sólo una visión integral nos permite vivir con equilibrio y crecer saludablemente. Negar o ignorar está realidad nos conduce muchas veces al fracaso, a la infelicidad, a experimentar muchas frustraciones, al vacío existencial, al exceso de estrés y, en general, a la falta de propósito y de realización personal. Hay quienes son gigantes del desarrollo físico- verdaderos atletas, pero son unos enanos intelectuales y viceversa. Somos como una mesa de cuatro patas, cuando alguna de las patas no está firme, toda la mesa está fuera de balance. No se puede desatender una de estas áreas sin afectar el desarrollo de todas ellas. Así mismo, el desarrollo en alguna de estas áreas beneficia el desempeño en el resto. Lo físico afecta lo emocional y viceversa. Por eso decían los griegos: “Mente sana en cuerpo sano”. También dice la Biblia: “El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos”.

Para reflexionar: El verdadero crecimiento es integral.

Arnoldo Arana. Valencia-Venezuela

miércoles, 18 de julio de 2012

Antes de Delegar: Chequee perfil y transmita expectativas


Lectura: Éxodo 18:17-23

Una de las razones por la que los empleados no hacen lo que sus líderes esperan de ellos es que no comparten ni comprenden bien las expectativas. Muchos conflictos surgen en las organizaciones debido a que las expectativas no fueron plasmadas y/o comunicadas de forma específica, concreta e inspiradora. Es por eso importante asegurarse que los líderes primero instruyan y transmitan específicamente los estándares de ejecución. No es conveniente a final de año pedir cierto rendimiento a algún colaborador si durante el año no se le proveyó de claridad en cuanto a lineamientos, expectativas y bases para la retroalimentación. Además de proveer instrucción clara, también es importante asegurarse que la persona cumpla con el perfil base para otorgar dicha responsabilidad y privilegio. La Biblia describe en varias ocasiones el perfil de las personas a quienes se les quería delegar funciones que implicaban gran responsabilidad de liderazgo o proyectos relevantes. Como ejemplos, en 2da Timoteo 2:2 se habla que es importante que sean fieles, en Hechos 6:3 se enfatiza que sean llenos del Espíritu Santo y de sabiduría. El principio detrás de todo esto es el de no exigir o esperar nada de cualquier persona antes de haber constatado su condición a la luz del perfil requerido; y de haber instruido, empoderado e inspirado al respecto.

Para reflexionar: Delegar implica instruir previamente.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

miércoles, 11 de julio de 2012

Ortorexia, El Mal de Hoy


Lectura: Mateo 15:11

Ortorexia. ¿Sabes qué es? En nuestro mundo moderno han aparecido diversos “desórdenes alimentarios”. Los más conocidos, la bulimia y la anorexia. El uno consiste en comer “hasta atracarse” y luego inducir el vómito, y el otro es dejar de comer (o caer en la bulimia) como resultado de tener una imagen distorsionada de sí mismo (verse gordo sin estarlo). Las victimas principales son nuestras jovencitas, aunque ya vemos varones y personas mayores llegando a padecerlas. La moda de “comer sano” se ha vuelto algo obsesivo. Ya no pensando en el bienestar del cuerpo, sino pensando en “la figura atlética” o “la buena figura”. Es decir, basados esencialmente en la vanidad y no en el bienestar del cuerpo. Eso es la Ortorexia. La obsesión por la comida sana, que hace que se rechace la mayoría de los alimentos. Entre los judíos (especialmente los Fariseos) había una ley que obligaba a lavarse las manos antes de comer. Si bien este hábito no es malo, Jesús reprendió a los fariseos aclarándoles “del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias. Éstas son las cosas que contaminan a la persona, y no el comer sin lavarse las manos.” ¿Qué tanto te preocupas de lo que comes “sanamente” y que tanto te preocupas del alimento para tu espíritu?

Para reflexionar: Preocúpate de alimentar tu corazón con las cosas buenas que Dios te da.

Hebert Reyes - Bogotá, Colombia

martes, 3 de julio de 2012

Vuelo de Águila

Lectura: Job 39:1-30

Me encanta el águila devorando a la serpiente como símbolo de mi país. Creo que es una visión profética para México. Hasta ahora, la serpiente ha acechado a nuestra nación y a todo nuestro continente con: idolatría, religiosidad, ocultismo, delincuencia, violencia y pobreza. Aprender de las habilidades del águila nos capacitan para vencer a nuestro enemigo, pues, estas aves logran ver lo que otras no ven; se sabe que el águila puede localizar un pequeño pez de unos 7 cms. desde una altura de 8,000 metros. El águila también ve lo que tiene que ver; es tal su concentración que es capaz de atrapar hasta los más resbaladizos peces, además de levantar hasta el doble de su peso y llevarlo hasta su nido ¡a más de 3,000 metros de altura! Ve lo que tiene vida; el águila, a pesar de ser un ave de rapiña, no se alimenta de animales muertos, caza para comer. Ve desde donde tiene que ver; cuando el águila es molestada por algún ave asciende a tal altura que nadie la pueda perturbar. Si alguien te está molestando con las cosas bajas de este mundo es que estás volando muy bajo. Eleva tu vuelo y quítate el problema y vuela, como el águila, por encima de las tormentas. Las gallinas viven a nivel de tierra, los buitres lo hacen en árboles secos de baja altura, las águilas han hecho su hogar en las alturas.

Para reflexionar: Tú, como las águilas, tienes un refugio seguro en las alturas.

Edgar Medina. México DF, México.