miércoles, 11 de julio de 2012

Ortorexia, El Mal de Hoy


Lectura: Mateo 15:11

Ortorexia. ¿Sabes qué es? En nuestro mundo moderno han aparecido diversos “desórdenes alimentarios”. Los más conocidos, la bulimia y la anorexia. El uno consiste en comer “hasta atracarse” y luego inducir el vómito, y el otro es dejar de comer (o caer en la bulimia) como resultado de tener una imagen distorsionada de sí mismo (verse gordo sin estarlo). Las victimas principales son nuestras jovencitas, aunque ya vemos varones y personas mayores llegando a padecerlas. La moda de “comer sano” se ha vuelto algo obsesivo. Ya no pensando en el bienestar del cuerpo, sino pensando en “la figura atlética” o “la buena figura”. Es decir, basados esencialmente en la vanidad y no en el bienestar del cuerpo. Eso es la Ortorexia. La obsesión por la comida sana, que hace que se rechace la mayoría de los alimentos. Entre los judíos (especialmente los Fariseos) había una ley que obligaba a lavarse las manos antes de comer. Si bien este hábito no es malo, Jesús reprendió a los fariseos aclarándoles “del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias. Éstas son las cosas que contaminan a la persona, y no el comer sin lavarse las manos.” ¿Qué tanto te preocupas de lo que comes “sanamente” y que tanto te preocupas del alimento para tu espíritu?

Para reflexionar: Preocúpate de alimentar tu corazón con las cosas buenas que Dios te da.

Hebert Reyes - Bogotá, Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario