martes, 7 de agosto de 2012

Errores y Restauración en el Liderazgo



En la película El Príncipe Caspian de la serie “Las Crónicas de Narnia” de C.S. Lewis, se captura una escena en la que el príncipe Peter logra salvarse de una batalla, pero vio de cerca como estaba dejando a muchos de sus aliados que iban a morir atrapados en el castillo como consecuencia de su egocéntrico e inescrupuloso sentido de dirección que ignoró el consejo de otros. Oficiales Chilenos tardaron apenas minutos en emitir una alerta de tsunami luego de experimentar un lamentable terremoto en 2010, y eso costo vidas en poblaciones costeras ya que un tsunami no tardó en llegar. Los líderes asumen riesgos diariamente que implican altos costos o altos beneficios. Cuando los líderes deciden y fallan, sus errores son más costosos que los de los demás. El rey David, afamado y apreciado por generaciones por su relación íntima con Dios y por sus hazañas, cometió grandes y costosos errores. En 1 Crónicas 21:14 dice que “Así Jehová envió una peste en Israel, y murieron de Israel setenta mil hombres”, y todo esto por un error de David. ¿Cuánta gente ha muerto o ha sufrido por causa de algún error o alguna mala decisión suya? Quizás ninguna, pero de seguro algunas implicaciones ha tenido alguna mala decisión. Sin embargo, la buena noticia es que los líderes pueden ser restaurados. Jesucristo prometió darle paz y sentido de vida a quienes lo buscan genuinamente. Toda experiencia costosa y/o dolorosa en la vida de un líder puede canalizarse hacia convertirse en una fuerza transformadora para intentarlo de nuevo, con nueva perspectiva, humildad y fortaleza proveniente de Dios.

Para reflexionar: Aunque los líderes fallan, también los líderes pueden ser restaurados.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario