martes, 11 de septiembre de 2012

Ama a tu Esposa


Lectura: Efesios 5:29

Una de las afirmaciones más controversiales de la Biblia la hace el Apóstol Pablo en Colosenses 3:18, “Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor”. Lo que la sociedad moderna ha utilizado es solamente la afirmación de que las esposas deben someterse a sus maridos. Suena machista y discriminatorio. Pero la otra cara de la moneda está en la forma como el esposo debe amar a su esposa. Primero el Apóstol Pablo habla de que se ame a la esposa como a nuestro propio cuerpo. ¿Seríamos capaces de descuidar y herirnos a nosotros mismos? De seguro que no. También dice “así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.” Efesios 5:25-27 ¿Seremos capaces de amar a nuestra esposa así? Amarlas, hacerlas santas, purificarlas, radiantes, sin mancha, ni arruga, ni imperfecciones. ¿Qué mujer se negaría a “someterse” a un hombre que la ame así? Que ella decida aceptar la cobertura a un esposo que la ame así, es rendirse a alguien que todo lo hace por su bien. Cuando seamos capaces de amar a nuestras esposas como Cristo ama a su iglesia, no tendremos que pedir nada. Ella querrá hacerlo por amor.

Para reflexionar: Ámala como a ti mismo.

Hebert Reyes - Bogotá, Colombia





No hay comentarios:

Publicar un comentario