martes, 20 de noviembre de 2012

Actúe con perseverancia


Lectura: 2 Timoteo 3:14
La perseverancia es la madre de todos los logros. Calvin Coolidge dijo: “Nada en el mundo puede reemplazar la persistencia. No lo hará el talento; nada es más común que hombres de gran talento fracasados. No lo hará el genio; es casi proverbial un genio que no recibe recompensa. No lo hará la instrucción; el mundo está lleno de personas instruidas que andan a la deriva. Solo la persistencia y la decisión son omnipotentes”. La cultura contemporánea nos ha acostumbrado a las recetas instantáneas: comidas instantáneas, fotos instantáneas, píldoras de acción instantánea para aliviar las enfermedades, etcétera. Pero la excelencia, como el buen vino, requiere de maduración y no acepta atajos ni simplificaciones. Es el persistir en alcanzar una meta, o el insistir continuamente en desarrollar una habilidad, o el trabajar con perseverancia para conseguir un propósito, lo que nos hace diestros y corona nuestros esfuerzos, independientemente del talento que se posea. John Maxwell dice: “La persistencia es necesaria para transformarnos en realizadores”. Pero no basta con persistir con la actitud de un estoico. Un acompañante necesario de la perseverancia es la consistencia. La perseverancia nos mantiene en la ruta, pero es la consistencia la que nos enfoca y logra los resultados de excelencia. Un corredor no gana un maratón, por el simple hecho de “mantenerse en carrera”; necesita mantener un ritmo y una velocidad constante.
Para reflexionar: Sólo el esfuerzo realizado con perseverancia garantiza el éxito y la excelencia.

Arnoldo Arana. Valencia-Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario