martes, 13 de noviembre de 2012

Sabiduría en Transiciones de Liderazgo


Lectura: 1 Reyes 12:1-24

El sentido común, la tendencia natural y lo normal de un líder en momentos de crisis o transición es consultar a la gente con quien ha tenido algún tipo de amistad, confianza o afinidad. Lo extraño seria buscar a personas desconocidas, de diferente generación o con quienes no haya ni una pizca de conexión. El joven Roboam, hijo y sustituto del Rey Salomón, al asumir su cargo de Rey procedió inmediatamente a consultar a los jóvenes que habían crecido con él, desechando automáticamente así el consejo de los sabios ancianos que habían aconsejado a su predecesor. Los jóvenes representaban la innovación y el cambio, mientras que  los ancianos representaban la tradición y la estabilidad. Además, esta historia nos recuerda una realidad, cuando muchos gobernantes o líderes organizacionales llegan al poder, no piensan de manera natural en procurar capitalizar sobre lo que encuentran, sino más bien, muchas veces se enfocan en querer estampar su propio sello de autoría desde el principio de su gestión para diferenciar “lo que fue antes” de “lo que será” a partir de su gestión. Lo ideal es obtener sabiduría de lo alto para hacer lo que amerite el momento, lamentablemente no hay una receta única en cuanto a esto; sin embargo, algunas premisas puedan ayudar: 1) Esté abierto a varias perspectivas, no solo a las de sus cercanos. 2) Busque bien, de seguro que algo bueno hay en lo que capitalizar de la gestión anterior. 3) Busque un punto de convergencia entre tradición e innovación, si lo hay. 4) Procure una transición progresiva y progresista, no intempestiva. 5) Considere a todos como seres humanos con dignidad. 6) Incorpore y consulte a Dios, especialmente para administrar sabiamente las premisas anteriores.

Para reflexionar: En toda transición hay tensión, busque en Dios sabiduría y sea sensible.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario