miércoles, 19 de junio de 2013

Meta en su mochila todas las provisiones necesarias



Esta ilustración tenía como objetivo hacer reflexionar a los potenciales discípulos de Jesús, sobre los costos que implicaba seguirle a Él – costos del discipulado. Pero además nos habla de la necesidad de actuar en la vida con previsión, con mentalidad estratégica, lo cual es opuesto a la improvisación y a la conducta ligera e irreflexiva, que no pondera las posibles  consecuencias de las decisiones que se toman. Sería muy triste que después de iniciar con grandes expectativas y entusiasmo un proyecto o una empresa, abandonáramos a mitad de camino, porque nos dimos cuenta que no teníamos el talento, el conocimiento o los recursos  financieros necesarios para acabar lo que empezamos.

Cuando actuamos con enfoque estratégico, nos movemos con proactividad, no en forma reactiva, lo cual nos permite tener capacidad de reacción antes situaciones imprevistas. No se trata de llenarnos de cuentas y análisis rigurosos, aunque el análisis es necesario, sino más bien de aprender a pensar en forma estratégica, a ser previsivo y proactivo, más que reactivo.

Pensamiento estratégico: reflexión + análisis de la situación + evaluación de recursos + metas + plan de acción + retroalimentación.

Para reflexionar: Antes del éxito ocurre la preparación.


Arnoldo Arana. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario