miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿Es usted un coleccionista de agravios?



Algunas personas con el correr del tiempo se convierten en unos expertos en el arte de amargarse. Algunos, inclusive, se sienten cómodos  y a gusto con el estado de amargura. Pero la amargura es una enfermedad del alma y conlleva a la infelicidad. Nos empobrece espiritualmente. De allí la exhortación de la Biblia: “Quítese de vosotros toda amargura, enojo, ira...”
          
ü  ¿Cómo podemos identificar a un coleccionista  de agravios?  
ü  ¿Se siente constantemente desairado, incomprendido o agraviado por la vida o las   personas que le rodean? 
ü  ¿Cree que la gente lo trata injustamente?  
ü  ¿Tiende a tomar las cosas por el lado trágico?
ü  ¿Tiene un estilo negativo de reaccionar ante los sucesos y circunstancias que le ocurren? ¿Tal vez fatalista?
ü  ¿Constantemente culpa a otras personas por sus  errores y fracasos?
ü  ¿Mantiene resentimiento en su corazón?

Si su respuesta es afirmativa a la mayoría de las preguntas, entonces usted es un coleccionista de agravios. Los coleccionistas de agravios no se dan cuenta que su propia actitud negativa es la que les gana la aversión y el relegamiento – falta de simpatía- de otras personas.

Para Reflexionar: Andar por la vida recogiendo y coleccionando agravios, crea un tipo de individuo difícil de sobrellevar para el resto de las personas.


Arnoldo Arana. Valencia-Venezuela.  

1 comentario:

  1. Gracias hermanos por este compartir, la verdad es que ver esa lista de como reconocer, a un coleccionista de agravios uno quede por fuera de esa lista, la verdad es que veo en mi a ese ser pero lo mas triste es que eso me aleja de las bendiciones de Dios. Compartire esta reflexión en mi muro y el resto se lo dejare a Dios, gracias Dios les continue BENDICIENDO. Amén

    ResponderEliminar