martes, 10 de diciembre de 2013

4 Alternativas para el desarrollo espiritual.


El apóstol Pablo declaró lo siguiente a su joven pupilo Timoteo, “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” De allí se derivan cuatro alternativas de instrucción para cuatro distintos estados de existencia en la vida de cualquier creyente, especialmente aprovechables en el contexto con los líderes en formación cercanos: 1) Enseñar al que no sabe; 2) Redargüir (reprender) al que está errando; 3) Corregir al que quiere enderezar; y, 4) Guiar nuevamente hasta el buen camino al que quiere retomarlo. Todo esto se realiza con el anhelo de que este compendio de esquemas de abordaje sirva, según el momento propicio de necesidad de cada alternativa, para preparar integralmente al hombre que pone intencionalmente a Dios de primero en su vida. La idea es que se convierta en alguien cabal, completamente calificado y equilibrado para enfrentar los retos de la vida y en pro de la acción llena de propósito, significado y de impacto positivo a la sociedad. Y usted, ¿Quiere eso en su vida? ¿En la de sus líderes cercanos? Asegúrese de disfrutar de la nutritiva savia de la palabra de Dios, solo en ella tenemos garantía de que está todo lo necesario para cada necesidad particular y así desarrollar la vida integralmente.

Para reflexionar: ¿Que necesitamos recibir y/o dar hoy: enseñanza, reprensión, corrección o guía?

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario