miércoles, 15 de enero de 2014

Liderazgo MetrioPatheos



Lectura: Hebreos 5:2

La innovación, el desarrollo de liderazgo y las relaciones duraderas en el contexto organizacional actual tienen un interesante elemento en común, todas requieren que los líderes tengan cierta tolerancia al error y sepan canalizarlo adecuadamente. Esto no significa que bajen los estándares de excelencia o algo por estilo; significa más bien que reconocen la posibilidad y el valor de la equivocación controlada cuando alguien se atreve a experimentar, hacer pruebas, intentar cosas nuevas y crecer. Es imposible pensar en una organización o persona que incursione en algo nuevo (ya sea área de negocio, región geográfica, actividad profesional, proyecto, etc.) y esté libre de riesgo a equivocarse. En vista de esto, es interesante desarrollar una habilidad clave de liderazgo que consiste en ser lo suficientemente “paciente y tolerante” que configure un ambiente en donde los seguidores se puedan equivocar, y a través de eso canalizar el crecimiento. En el libro de Hebreos aparece por única vez la palabra del griego “MetrioPatheos” como un atributo del liderazgo espiritual y refiere a alguien que “trata pacientemente” a las personas que cometen errores, faltas, desvíos o pecados; no se ruboriza en demasía, ni se perturba desmesuradamente sino que más bien los conlleva gentilmente. No ignora la circunstancia, pero tampoco la sobre-exagera. Quizás sea una especie de “Inteligencia Emocional” bíblica, demostrada por aquellos líderes que saben tratar adecuadamente con las personas cuando estas se han equivocado. No reaccionan desmedidamente, sino que dan la respuesta adecuada. Separan la situación de la persona, las emociones temporales de la perspectiva eterna; y sobre todo logran gestionar la circunstancia de forma didáctica sin perder la perspectiva esperanzadora, restauradora, transformadora, de aprendizaje y de crecimiento integral de las personas involucradas.

Para reflexionar: Los líderes tienen paciencia ante los errores de sus colaboradores porque perciben oportunidades para la madurez.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario