martes, 25 de marzo de 2014

El Siervo Líder



Es común observar en las compañías organigramas  con forma de pirámides triangulares, donde la estrella de la escena está en el ápice, mientras que los escalafones de la base parecen ser los de menor valor. Eso ha propiciado una cultura empresarial de patrón-empleado poco efectiva al momento de operar, pues el director se siente como rey mientras que los empleados se perciben como súbditos, y así se forma una empresa que mas bien parece un feudo, donde el rey marca la acciones de los súbditos y no el mercado, estas son organizaciones que están al servicio de la misma empresa y no del mercado.

En cierta ocasión, fue a mi cubículo, el director de la empresa donde trabajaba, y me dijo: ¿que necesitas que yo haga, para que alcances el pronóstico de ventas? Fue entonces que expuse en forma consiente los elementos que debería proporcionar la dirección para alcanzar el objetivo trazado, en otras palabras se bajo del pedestal e hizo equipo.

Muchos tienen como meta dirigir a un gran número de personas, pero pocos son los que se toman el tiempo de servir a otros para que alcancen los objetivos establecidos. El pasaje anterior nos da luz para poner en práctica el valioso principio bíblico de servicio.


Para reflexionar: El poder de un líder no radica en el número de personas que dirige, sino en la capacidad que tiene para servir a más personas.


José C. Castillo Valdez. Monterrey- México

viernes, 21 de marzo de 2014

Apoyo Matrimonial para lo Empresarial


Lectura: Efesios 5:31

Son pocos los empresarios y profesionales que consideran a su cónyuge como el consejero vital al momento de decisiones importantes de la empresa o profesión, desaprovechando así la sabiduría complementaria implícita. En Abril de 2013 conocí a Mark Withacre y a su esposa Ginger en Chicago, supe entonces que la historia de Mark personifica el escándalo corporativo de cartelización más grande de los EEUU, a tal punto que inspiró la película The Informant, protagonizada por Matt Damon. Sin duda, luego de conocer su historia junto a su esposa aprendí mucho sobre el rol que juega una esposa sabia y decidida en la vida de un líder o ejecutivo. A continuación les comparto tres aprendizajes que me quedaron de la vida de Ginger:

- Firmeza de Carácter: Ella le dijo a su esposo “O te entregas al FBI, o yo misma lo haré”; aun cuando su esposo estaría involucrado. Ella fue capaz de pararse firme contra el error, su fe en Dios le permitía saber que algo bueno saldría si hacían lo correcto a pesar de lo incómodo de la situación.

- Gracia y Perdón: El escándalo corporativo que involucró a su esposo, y que lo dejo en bancarrota, no la alejaron de él, sino más bien la acercaron más. Ella no solo le perdonó, sino que le acompañó hasta sobreponerse juntos a la situación.

- Amor Perseverante: Sabía usted que cerca del 99% de los matrimonios de reclusos que duran 5 años o más en prisión terminan en divorcio. Aun así Mark dijo, “Yo estuve preso por el doble de tiempo, y mi matrimonio no solo sobrevivió, sino que prosperó. A lo largo de mi condena, fui reubicado en tres ocasiones, y cada vez mi esposa e hijos se mudaron cerca de la prisión y me visitaron todas las semanas.”

Finalmente, el 21 de Diciembre de 2006 Mark salió de la prisión y junto a Ginger se han recuperado y salido adelante a una nueva oportunidad integral de vida. Al conocer su historia de transformación espiritual post-prisión y ahora su rol como embajador corporativo en nombre del CBMC (CPEC), le dije, “Mark, que gran transformación experimentaste!”, y él me dijo “Mi esposa es la protagonista”.

Si realmente queremos tener éxito empresarial o profesional, es importante contar con el apoyo del conyugue. No se trata de competir sino de complementar, no se trata de idealizar al otro sino de aceptarlo, no se trata de culpar al otro sino de enfrentar juntos las dificultades de la vida.

Para reflexionar: El apoyo marital es imprescindible para el éxito empresarial y profesional.


Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

martes, 11 de marzo de 2014

Tres misiones de un Embajador Corporativo


Lectura: 2 Corintios 5:20

Todo cristiano llamado a expresar su fe en el mercado tiene una superior responsabilidad de ser sal y luz (S. Mateo 5:13-16), de ser un embajador corporativo. Todas esas perspectivas bíblicas implican vida, cambio e influencia sobre el status imperante en ese mundo profesional y empresarial. Esto implica la expresión de alguien que está bien orientado, es decir, que tiene claridad de los propósitos que ha de cumplir intencionalmente en su medio ambiente. A continuación se presentan, construyendo sobre las ideas del autor Ken Eldred, tres misiones o propósitos esenciales de todo aquel que se considere un embajador corporativo:

Misión EN EL Trabajo. Esta misión se refiere a Darlo a Conocer. Hablar de Dios, de sus atributos, de sus bondades y de lo que ha hecho en nosotros con aquellas personas con las que compartimos diariamente es un privilegio casi exclusivo de los que trabajan en el mercado. Un ejemplo de esto es Chuck Eumurian, miembro activo del CBMC (CPEC) Internacional en la ciudad de Chicago, quien durante muchos años dedicó su hora de almuerzo diaria en el trabajo para hablarle a sus compañeros de Dios. Gracias a Chuck, día a día muchos en el comedor empresarial llegaron a conocer de Jesucristo y cómo tener una relación personal y activa con él. Así mismo, muchos han decido compartir su fe de forma sabia, respetuosa y creativamente con sus compañeros de trabajo, cliente y proveedores.

Misión DEL Trabajo. Esta misión se trata de Trabajar con Excelencia. Trabajar es de por si una excelente forma de cumplir con la puesta en práctica de aquellas habilidades y talentos que Dios nos ha dado. Es por eso importante trabajar, pero también hacerlo bien, esforzadamente y asegurando que los productos y servicios resultantes mejoran la calidad de vida de la gente y el entorno. Esto sin duda implica estar en el puesto adecuado, en la organización adecuada y en el momento adecuado para brindar el mejor servicio posible.

Misión AL Trabajo. Esta misión se trata de Generar Transformación. Cambiar el ambiente laboral e intervenirlo en pro de generar bienestar organizacional es parte del rol de todo cristiano que trabaja. Al conseguir corrupción, conflicto, maltrato, políticas incongruentes, falta de competitividad, entre otros; el creyente o embajador corporativo no se queda cruzado de manos ni se conforma, sino que aboga por hacer algo al respecto. Con sabiduría, templanza, paciencia, tolerancia y aprecio si es posible lograr transformaciones en el medio ambiente de trabajo.

Muchos cristianos alrededor del mundo han dejado de ser “agentes encubiertos” y han decidido cumplir simultáneamente estas las tres misiones, confeccionando así una gestión integral en su liderazgo diario.

Para reflexionar: El que no sabe las dimensiones de su misión, ¿Cómo podrá cumplirla?

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.


jueves, 6 de marzo de 2014

Dimensiones de la Paz


 
Lectura: S. Juan 14:27

Jesús habló en varias ocasiones de paz. La Biblia se refiere a Él como “Príncipe de Paz”. No solo que en su venida el personificaría la paz para la humanidad, sino que también Él la describió en sus enseñanzas. En principio es importante comprender el significado en contexto de la palabra usada para paz, derivada del término hebreo “Shalom”. Bill Gothard dice que “Esta palabra hebrea tiene un significado mucho más amplio que nuestra palabra paz. En Shalom, se incluyen la integridad personal, la salud, la integridad, la serenidad, el bienestar y el contentamiento, además de la amistad y la armonía con Dios y con las demás personas. Significa una ausencia de estrés negativo, de perturbaciones, tensiones y conflictos.” Entonces, cuando alguien desea paz para sí mismo o para otros, realmente está abarcando prácticamente todas las áreas de su vida y abogando por una especie de estado de bienestar integral, duradero y de beneficio relacional extensivo. Por otra parte, Jesús refirió en el Sermón del Monte que los Pacificadores son Bienaventurados. Un pacificador es alguien de acción, que se involucra para forjar la paz en una situación donde no la hay. Aunque el mismo Jesús dijo que en el sistema de creencias e interacción del mundo se conseguiría continuamente aflicción, también dijo que su paz funciona como una realidad que emerge en medio de cualquier situación difícil. Por último, la paz que propone Jesús es diferente a la que muchos se imaginan ya que no es un asunto para abogar de forma generalizada o mundial, sino que es un asunto interno e individual, indistintamente de las condiciones externas. La bendición máxima que puede haber en la vida diaria de cualquier líder consiste en experimentar primero una paz amplia con Dios por medio de Jesucristo, lo cual le habilitará para que alcance paz duradera consigo mismo y por consiguiente con las demás personas.

Para reflexionar: La paz de Dios es expansiva, ¿está en ti?

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.