jueves, 6 de marzo de 2014

Dimensiones de la Paz


 
Lectura: S. Juan 14:27

Jesús habló en varias ocasiones de paz. La Biblia se refiere a Él como “Príncipe de Paz”. No solo que en su venida el personificaría la paz para la humanidad, sino que también Él la describió en sus enseñanzas. En principio es importante comprender el significado en contexto de la palabra usada para paz, derivada del término hebreo “Shalom”. Bill Gothard dice que “Esta palabra hebrea tiene un significado mucho más amplio que nuestra palabra paz. En Shalom, se incluyen la integridad personal, la salud, la integridad, la serenidad, el bienestar y el contentamiento, además de la amistad y la armonía con Dios y con las demás personas. Significa una ausencia de estrés negativo, de perturbaciones, tensiones y conflictos.” Entonces, cuando alguien desea paz para sí mismo o para otros, realmente está abarcando prácticamente todas las áreas de su vida y abogando por una especie de estado de bienestar integral, duradero y de beneficio relacional extensivo. Por otra parte, Jesús refirió en el Sermón del Monte que los Pacificadores son Bienaventurados. Un pacificador es alguien de acción, que se involucra para forjar la paz en una situación donde no la hay. Aunque el mismo Jesús dijo que en el sistema de creencias e interacción del mundo se conseguiría continuamente aflicción, también dijo que su paz funciona como una realidad que emerge en medio de cualquier situación difícil. Por último, la paz que propone Jesús es diferente a la que muchos se imaginan ya que no es un asunto para abogar de forma generalizada o mundial, sino que es un asunto interno e individual, indistintamente de las condiciones externas. La bendición máxima que puede haber en la vida diaria de cualquier líder consiste en experimentar primero una paz amplia con Dios por medio de Jesucristo, lo cual le habilitará para que alcance paz duradera consigo mismo y por consiguiente con las demás personas.

Para reflexionar: La paz de Dios es expansiva, ¿está en ti?

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario