martes, 10 de junio de 2014

Oportunidades de Inversión




En las escuelas de negocios se nos enseña a detectar oportunidades de inversión, para esto se realiza un estudio del mercado, el entorno político, social, etc. También se observan los riesgos en la inversión y se miden, una vez que se tiene todo esto, se procede a invertir con mucha cautela según lo dictan las reglas de inversión.

En el pasaje anterior podemos observar que Jeremías fue guiado por Dios a comprar una propiedad, en palabras actuales le invito a incorporarse al negocio inmobiliario, lo interesante es que Jeremías estaba en la cárcel según el capítulo 32:2, por si fuera poco la ciudad donde se encontraba la casa que debía comprar estaba a punto de ser invadida, observe el capitulo 32:25, todo parece indicar que era una locura invertir en bien y raíces, pues si hiciéramos un estudio de mercado, de oportunidades y riesgos, hubiéramos reaccionado como lo hizo Jeremías en este versículo, ¡Cómo voy a invertir en esto, lo más seguro es que nos vaya mal! A lo que la respuesta divina dice en el versículo 27: Yo soy el Señor, Dios de todos los pueblos del mundo. ¿Hay algo demasiado difícil para mí?

No quiero decir con esto que se realicen inversiones de locura, creo que la preparación académica en los negocios es buena, pero el principio bíblico esta por encima de todo, por oscuro que este el panorama ten confianza en Dios, pues solo él hace caminos por donde aparentemente no hay.

Para Reflexionar: Siempre la estrategia correcta la tendrá Dios.

José C. Castillo Valdez. Monterrey- México

No hay comentarios:

Publicar un comentario