martes, 23 de septiembre de 2014

Transforma el enojo en determinación



¿Qué suele impedirnos ser personas más determinadas? Creo que la lista bien pudiera comenzar con el miedo a salir de la zona de comodidad. Ningún afroamericano había llegado tan lejos en busca del sueño de ser un profesional del béisbol antes de Jackie Robinson, pero él se determinó a pagar el precio que fuera necesario. Por supuesto que la influencia nociva de otros puede también empujarnos a limitar nuestro potencial y determinación, por ello es necesario desarrollar una visión clara de hacia dónde hemos sido llamados a llegar para permanecer firmes ante los embates de los demás. Podemos sumar la falta de convicción personal, cuando nuestros deseos no están enraizados en nuestro corazón serán fácilmente arrastrados por el fluir de las circunstancias.

La falta de determinación puede tener su origen en una falla en el carácter como lo es la baja autoestima, que a su vez es falta de fe en creer lo que Dios dice que somos. Podemos agregar también las fallidas experiencias pasadas, cuando ha habido fracasos en intentos anteriores se crea en nuestra memoria un archivo que asocia el intento con la derrota —de eso hay que deshacerse.

Finalmente, creo que la lista no pudiera estar completa sin los límites referentes, si Jackie hubiese tomado en cuenta que ningún negro había logrado jugar de manera profesional se hubiera conformado con participar en la liga de negros, pero decidió superar la marca y rebasar en límite que se tenía como referente en ese momento.

Para Reflexionar: La determinación usa nuestro enojo a nuestro favor.

Edgar Medina, Monterrey, México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario