miércoles, 21 de octubre de 2015

Riquezas Intangibles


Lectura: Mateo 6:20 


En el mercado de valores, el mundo corporativo y las altas esferas de la sociedad, la riqueza espiritual o intangible es la más necesitada pero a la vez es la menos procurada. Aun cuando es duradera, el enfoque en lo inmediato tiende a opacar la belleza y relevancia de la riqueza intangible. La riqueza intangible produce un efecto positivo sobre la riqueza tangible, le provee de una plataforma de sustento, respaldo y carácter que le facilita su sostenibilidad en el tiempo,  incluso a través de las generaciones. Es por eso conveniente dar prioridad a la construcción del capital intangible por encima del tangible. Ahora bien, es vital comprender a la riqueza intangible en sus diversas dimensiones (o podemos llamarle entonces Riquezas Intangibles), a fin de facilitar un desarrollo integral y robusto de las misma. Sus dimensiones, ampliando sobre lo comentado por el autor Dennis Peacocke, son:

  1. Paz en nuestro ser como consecuencia de nuestra relación con Dios por medio de Jesucristo. Jesus da una paz diferente a la que el mundo da, con la que es posible hacer negocios y ejercer profesionalmente en cualquier circunstancia.
  2. Relaciones significativas. Los contactos profesionales, las redes informativas, los vínculos sociales y familiares son obra de la gracia de Dios y constituyen una dimensión magnifica de soporte y proyección para cualquier líder, familia o sociedad que quiera trascender.
  3. Bienes de Revelación. Todo aquel conocimiento acerca de Dios y sus enseñanzas que se ha capitalizado en una persona, a través del tiempo y/o a través de generaciones; toda la sabiduría aplicada (Ej. a un área específica profesional o empresarial), o toda aquella habilidad descubierta y puesta en práctica efectivamente; todo constituye parte de la riqueza intangible de alguien.
  4. Tiempo. El contenedor individual y/o colectivo que reconoce y hace disponible este recurso perecedero para el bienestar de otros.
  5. Contentamiento material. La capacidad de los individuos, familias o sociedades para existir satisfactoriamente y en felicidad con lo que tienen, a pesar de que puede que tengan aspiraciones para mejorar su condición.
  6. Carácter. La conformación única y auténtica que produce resiliencia o capacidad para enfrentar cualquier realidad y salir fortalecido de ella.
Los sabios que hacen multi-inversiones con el largo plazo en mente, pueden iniciar fortaleciendo el fundamento intangible en todas sus dimensiones, tnato en sus propias vidas como en las de sus cercanos.

Para reflexionar: ¿En qué área de riqueza intangible puedes trabajar hoy?

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.