martes, 19 de enero de 2016

Sólo 10 minutos de Pesca



El águila pescadora de África sólo necesita 10 minutos de pesca al día para mantenerse viva. Habita en las riveras de lagos y ríos del continente africano y otros lugares del planeta. Cuando vuela desde los árboles hasta la superficie del agua es algo lenta, un poco perezosa se podría decir, pero muy eficiente. Cuando despliega sus alas y prepara sus garras es un golpe seguro, su nivel de efectividad en la pesca es de un 98%. Esta ave no necesita más que 10 minutos de trabajo para "ganarse el pan diario", es una experta porque conoce sus capacidades físicas, utiliza los recursos internos con los que fue dotada y perfecciona su técnica día a día; ella ha alcanzado la maestría.

Ahora pienso en nosotros, seres humanos "súper dotados", que decimos ser "la corona de la creación", "obra maestra del Arquitecto divino", ya saben, poco inferior a los ángeles y todo eso... ¡Trabajamos 8, 10, 12 y hasta 16 horas diarias para mantener nuestro status quo, pero ella apenas lo hace en 10 minutos.

Convirtámonos en maestros de la productividad, capaces de maximizar los recursos con los que hemos sido dotados. Aprendamos a ser eficientes y no sólo efectivos. Sí, permitamos a Dios que nos entrene para ser como el águila, perseguidores de logros  y no ser esclavos del sistema, del trabajo, del reloj, de nosotros mismos.

Para Reflexionar:El éxito radica en la acción sabia y bien ejecutada” Eclesiastés 10:10.



Gabriel Gil – Santiago, Chile.


No hay comentarios:

Publicar un comentario