martes, 16 de febrero de 2016

¿Cargaste la batería?



Juan tiene la costumbre de andar a las carreras por la vida, todo lo hace rápido y eso incluye cargar la batería de su celular pocos minutos antes de salir disparado a su trabajo. Luego, cuando la batería se descarga no tiene como cargarlo porque olvidó el cargador en casa. Este mal hábito, por pequeño que pueda resultar, da cuenta de algo mucho más complejo en la vida de Juan. Su vida espiritual también carece de la energía necesaria para soportar el día a día, pues cuando debe orar, leer la Biblia, congregarse o practicar otra disciplina espiritual, Juan simplemente lo deja para después o bien, sus oraciones son tan raquíticas que sencillamente “no alcanzan a llenar su batería”; por eso es que anda tan cansado, triste y enojado, porque su batería espiritual está en el mínimo. Juan no es capaz de pasar tiempo con Dios “ni siquiera una hora”.


No pretendas que la batería de tu celular cargue al máximo en 5 minutos cuando debiste hacerlo por horas..., así mismo es con la vida espiritual del cristiano. 

Para Reflexionar: Las oraciones y lecturas bíblicas express, el dejar a Dios a un lado, jamás contribuirá a cargar tu vida con la energía necesaria para rendir la jornada. 


Gabriel Gil, Santiago - Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario