martes, 5 de abril de 2016

Cómo empoderar a tu equipo de trabajo

El liderazgo se asocia con poder por ser la capacidad de guiar y conducir a otros de un punto a otro. Para muchos el liderazgo es la posibilidad de ocupar un lugar de privilegio dentro de una organización o en la sociedad, pero el ingrediente más preciado del verdadero liderazgo no se encuentra entre los beneficios del poder, sino en la voluntad de sacrificarse a favor de los demás. Nelson Mandela, el gran líder y activista sudafricano, lo expresó así: «Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo».

El liderazgo trascendente es el de aquellos que van al  frente de su equipo, abriendo brecha y mostrando un ejemplo coherente entre lo que dicen y hacen. El líder no sólo enseña lo que sabe, sino lo que es. El líder no sólo indica qué es lo que hay que hacer, sino que enseña cómo hacerlo. El líder no sólo muestra el camino, sino que inspira en su equipo el entusiasmo necesario para andar en él. El líder no sólo asume la responsabilidad de la misión, sino también reparte entre todos el crédito por los logros. El líder no sólo consigue las metas, sino también desarrolla nuevos líderes en el proceso. El líder no sólo cuenta con el gran apoyo de algunos, sino que reparte equitativamente las cargas del equipo. El líder no sólo desafía a hacer lo correcto, sino a hacerlo por las razones correctas.

Como sabemos, nadie da lo que no tiene; el joven rico de la historia que nos cuenta la Biblia, no fue capaz de dar sus riquezas a los pobres y seguir a Jesús, dejando en claro que en verdad él no las poseía, sino que éstas lo poseían a él. Muchos líderes son incapaces de darle poder a su equipo, con lo que demuestran que tal poder no lo tienen, sino que éste los tiene a ellos.

Para Reflexionar: Sólo un líder maduro, dispuesto al sacrificio, es capaz de empoderar a su equipo de trabajo.


Edgar Medina, Monterrey - México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario