jueves, 29 de septiembre de 2016

Advertencias Significativas



Hace algún tiempo el sistema de frenos de mi automóvil (Coche) comenzó a rechinar, al revisarlo inmediatamente, gracias a Dios era solo un aviso de que era ya la hora de cambiar las “pastillas” de los frenos. Atender al sonido de advertencia a tiempo me salvo de que hubiese un daño y un gasto mayor. ¿Cuantas veces tenemos “avisadores” en la vida que nos pueden prevenir algún daño mayor, pero no les prestamos atención?

Muchas cosas en la vida proveen, por muy pequeñas que sean, señales de advertencia antes de que se dañen. La mayoría de las caídas o fracasos personales, relacionales, profesionales y/o empresariales no ocurren de la noche a la mañana; más bien, son usualmente el resultado de una seguidilla de desatenciones, descuidos, secuencia de malas decisiones, procesos de deterioro, o desgaste de sus elementos constitutivos. Las normas de calidad mundial intentan desarrollar sistemas organizacionales confiables; y para eso precisan crear cuadros de monitoreo que permitan observar las desviaciones a tiempo (en su etapa temprana). La creación de esos cuadros de monitoreo que emiten señales de alarma y/o advertencia al salirse de ciertos parámetros es vital, sobre todo para no esperar a que se malogre, dañe o detenga algo.

En este sentido funcionan tres premisas básicas:
1)  Lo que no se mide no se mejora.
2) Si se cuida la calidad de un proceso se obtiene más probablemente un producto final de calidad.
3)  Lo correctivo es más costoso que lo preventivo.

Estas premisas funcionan tanto en lo material como en las relaciones y en los negocios. Es por eso importante que todo líder espiritual tenga un compromiso con la excelencia cotidiana en lo que hace y para ello necesita primero la disposición de gestionar su vida dentro de un sistema de chequeo y avance, luego la claridad de los parámetros contenidos en la palabra de Dios; y por último, la proactividad para enmendar en caso de que alguna advertencia significativa señale algún desvío.

Para reflexionar: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” 2 Timoteo 3:16


Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario