martes, 31 de enero de 2017

Modelaje de los gobernantes y líderes.


Lectura. Proverbios 28:2.


El rey Salomón expresa que cuando hay gobernantes moralmente probos, sabios y justos, en las naciones se crea orden, estabilidad y justicia. Hay un dicho que dice “como es arriba es abajo”. Los gobernantes constituyen, en forma positiva o negativa, modelos de comportamiento para sus gobernados y seguidores. Los gobernantes crean con sus conductas, pautas de comportamientos para los ciudadanos de una nación. Proverbios 29:12 ilustra esta declaración: Si un gobernante presta atención a palabras mentirosas, todos sus servidores se vuelven impíos (se corrompen)”. Si el gobernante es justo, la nación se hace estable y prospera; pero la corrupción y deshonestidad de los gobernantes, trae ruina a la nación. “Un rey justo da estabilidad (afirma, trae seguridad) a su nación, pero el que exige soborno, la arruina” (Proverbios 29:4).

Los ciudadanos terminan siendo igual que sus gobernantes. Cuando quien gobierna es corrupto, los que lo rodean se volverán corruptos. Las injusticias, inmoralidades, actos deshonestos y corrupción de los gobernantes, generan caos, injusticias y deshonestidad entre los habitantes de una ciudad o país. Estas conductas incorrectas de los gobernantes se traducen en relajación de la moral ciudadana, corrupción a diferentes niveles, males sociales y económicos para los habitantes de una sociedad. Los ciudadanos de una nación terminan, pues, adoptando los valores y pautas de comportamientos de sus gobernantes, dada la influencia que éstos últimos ejercen a través de los comportamientos que exhiben y las decisiones que toman.

Para Reflexionar: Lo que un gobernante es influirá sobre sus seguidores. Ese es el poder del ejemplo para influenciar la conducta de otros.



Serie: Sabiduría para el liderazgo.

Arnoldo Arana, Valencia - Venezuela.

martes, 24 de enero de 2017

El Arte de Preguntar


Lectura: S. Juan 6:35

Las preguntas pueden servir como potenciadores de perspectiva, mecanismos de sensibilización, abridoras de alternativas e impulsoras de la determinación. El autor Michalko se refiere a la importancia de mostrar un "alto grado de indagación", y a que el ingenio emerge usualmente de "hacer preguntas audaces". El antiguo método socrático (basado en la "Mayéutica") y los temas emergentes de coaching, abren grandes oportunidades a través de plantear estratégicamente preguntas para ayudar a los seguidores dar a luz sus propias ideas y/o fomentar que estas sean nuevas ideas. Las preguntas fueron tal vez uno de los mayores potenciadores de la creatividad usado por Jesús para traer conciencia sobre asuntos del reino y para fomentar el crecimiento espiritual en sus discípulos. Sólo en el Evangelio de Mateo hay unas 82 preguntas registradas que fueron formuladas por Jesús. Otra interesante referencia se encuentra en Lucas 9:18, "Un día cuando Jesús estaba orando para sí, estando allí sus discípulos, les preguntó: ¿Quién dice la gente que soy yo?"(NVI), y luego en el  versículo 20, "Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?" (NVI). La primera requería conciencia del entorno; y la segunda requería convicciones personales, ambas fueron elementos útiles para construir exitosamente el compromiso y la cohesión entre el líder y sus seguidores. Aunque las preguntas pueden tener diferentes propósitos, Jesús usó preguntas para traer transformación y abonar sobre la nueva visión del reino de Dios a la gente.

Para reflexionar: ¿Qué porcentaje de tus interacciones conversacionales son aconsejando o preguntando? ¿Hablando o escuchando?

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

viernes, 20 de enero de 2017

Gente Visible



Lectura: Mateo 5:14

La lucha por territorios de influencia, por puestos importantes en las empresas, por ciertos mercados, por el dominio de mecanismos de acceso a mercados, no es nada nueva. Esa naturaleza conquistadora de los líderes es de larga data. Cuando los imperios de Alejandro Magno, Nabucodonosor, y otros famosos gobernantes avanzaban a tomar territorios nuevos, las ambiciones individuales y patrióticas se fusionaban en una suerte de progresos conquistadores de sitios clave a través de los cuales podían ampliar su influencia. Los líderes saben que ciertas posiciones privilegiadas dan acceso a masas de gente, a recursos, a privilegios, a información. En los asuntos del liderazgo espiritual moderno es también importante conocer y penetrar dichas esferas de influencia con intención, estrategia y buen testimonio. Ambicionar la toma de sitios de influencia es algo que no necesariamente esta peleado con las expectativas de Dios para ciertos creyentes, aunque esto no ha de ser hecho para procurar protagonismo o fama personal. Jesús dijo, “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” [S. Mateo 5:14], refiriendo a la relevancia de reconocer que la gente ha de ver cotidiana y fácilmente el testimonio de fe de sus cercanos, allí justo donde está, en sus propias oficinas, lugares de vida, de trabajo o sitio de influencia, y de esa manera ojala puedan decir “Wow, el Dios de mi [jefe, proveedor, cliente, compañero de trabajo, etc.] es magnífico, quiero conocerlo”.

Para reflexionar: Si Dios te lleva alto podrás alumbrar a muchos con la luz de Cristo. No te escondas, resplandece.

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

viernes, 13 de enero de 2017

Definiendo el Éxito



¿Has conocido a algún empresario o profesional que no quisiera tener éxito en su vida? Difícilmente. Pero aspirar a tener éxito y lograrlo realmente son cosas diferentes. El asunto es que, en palabras de Ron Jenson, todos nos dirigimos hacia lo que personalmente definimos como éxito, sea implícito o explicito, sea de forma consciente o inconsciente. Ahora bien, ¿Cuál es su definición de éxito? Mucha gente incluye en su definición alguna de las cinco “P”: Prosperidad, Posición, Poder, Prestigio y Placer. Aunque estas 5 P’s son prácticamente neutras, son mecanismos que usualmente distraen del logro del genuino éxito. Pero, ¿Al final de su vida, cómo sabrá si tuvo éxito? ¿Es acaso un asunto de su aporte a su familia [esposa e hijos], su influencia en la sociedad, sus relaciones significativas, sus logros profesionales/corporativos, o de cuanto logró agradar a Dios? Rick Warren dice que éxito genuino es “amar y liderar consistentemente y terminar bien”. El apóstol Pablo mencionó que para él, “completar el encargo que Dios le había entregado - el dar a conocer las buenas nuevas de Jesus (Hechos 20:24)- era lo más importante en su vida. Ron Jenson refiere a éxito como “Ser y hacer todo aquello para lo que fuimos creados”; es decir, honrar al creador al utilizar el potencial y el talento, cumplir con toda la misión encargada y no dejar a un lado algún área vital en la vida. El éxito precisa ser intencionalmente balanceado. En este sentido, no es posible considerarse una persona exitosa solo si su empresa o profesión marcha de maravilla, pero su familia es un fracaso, su vida espiritual está seca, o su salud es un desastre a causa de su ignorancia o descuido. El éxito genuino ha de estar en armonía con quién es usted en verdad como persona, de tal manera que le permita vivir una vida equilibrada, plena y llena de significado. El éxito es entonces un estado de paz y gestión integral del ser, en balance de roles ante terceros y en armonía con el propósito del creador.

Para reflexionar: El verdadero éxito es integral, dinámico, expansivo, sostenible y trascendente.

Jesus A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.