viernes, 20 de enero de 2017

Gente Visible



Lectura: Mateo 5:14

La lucha por territorios de influencia, por puestos importantes en las empresas, por ciertos mercados, por el dominio de mecanismos de acceso a mercados, no es nada nueva. Esa naturaleza conquistadora de los líderes es de larga data. Cuando los imperios de Alejandro Magno, Nabucodonosor, y otros famosos gobernantes avanzaban a tomar territorios nuevos, las ambiciones individuales y patrióticas se fusionaban en una suerte de progresos conquistadores de sitios clave a través de los cuales podían ampliar su influencia. Los líderes saben que ciertas posiciones privilegiadas dan acceso a masas de gente, a recursos, a privilegios, a información. En los asuntos del liderazgo espiritual moderno es también importante conocer y penetrar dichas esferas de influencia con intención, estrategia y buen testimonio. Ambicionar la toma de sitios de influencia es algo que no necesariamente esta peleado con las expectativas de Dios para ciertos creyentes, aunque esto no ha de ser hecho para procurar protagonismo o fama personal. Jesús dijo, “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” [S. Mateo 5:14], refiriendo a la relevancia de reconocer que la gente ha de ver cotidiana y fácilmente el testimonio de fe de sus cercanos, allí justo donde está, en sus propias oficinas, lugares de vida, de trabajo o sitio de influencia, y de esa manera ojala puedan decir “Wow, el Dios de mi [jefe, proveedor, cliente, compañero de trabajo, etc.] es magnífico, quiero conocerlo”.

Para reflexionar: Si Dios te lleva alto podrás alumbrar a muchos con la luz de Cristo. No te escondas, resplandece.

Jesús A. Sampedro Hidalgo. Valencia-Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario