martes, 16 de mayo de 2017

Santidad (opcional o necesaria)



No se en que momento de la historia, vivir una vida santa se volvió una aspiración opcional, o una aspiración demasiado inalcanzable, como un triatlón digno de unos pocos y muy esforzados personajes, en vez de ser un estilo de vida saludable, en la que todos deseemos y aspiremos vivir.

Todo empieza por la distorsión de la palabra ¿Qué es ser santo? Tiene implicaciones morales y se refiere a la pureza y rectitud de Dios como también a aquello en él que provoca asombro y temor reverencial, un status casi inalcanzable para humanos y exclusivo de algunos sacrificados.

Dios mismo es Santo, y sus hijos se espera tengan su carácter, por lo cual no debe ser una cualidad de algunos, sino una herencia del carácter de su padre. ¨como aquel que os llamó es santosed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir¨  I Pedro 1:15

Santidad derivan de la raíz hebreo qadash y la raíz gr. hag-. El significado básico de qadash es separación o apartar.

Es decir todos sus hijos hemos sido llamados a tener un vida de pureza, alejada de la maldad ¨Todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna digna de alabanza, en esto pensad¨ Filipenses 4:8.

Nada más necesario en nuestro mundo actual que personas que voluntariamente decidan ser santos, en sus negocios, familias, relaciones. El mundo sería otro, y puede empezar ya.

Para reflexionar: La santidad, no es una meta, es el resultado de la presencia plena de Dios en tu vida.

Julio César Acuña, Quito - Ecuador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario