miércoles, 15 de agosto de 2018

Sin esperanza es difícil sobrellevar la vida



La esperanza es fundamental en la vida de las personas, organizaciones y naciones. La esperanza altera nuestra manera de experimentar el presente; hace que la realidad sea más o menos tolerante. La esperanza es un manantial del que puede beber el cansado para calmar la sed, y así recuperar fuerzas y mantener el enfoque. La esperanza permite mantener una actitud positiva. La esperanza es también, según la organización Gallup, un factor que potencia el bienestar de las personas. Según Gerver Torres, la dirección en la que usted cree que se está moviendo es tan importante para su felicidad como la situación en la que se encuentra actualmente. Entre dos personas que tienen el mismo estado en el presente, aquella con esperanzas de un futuro mejor tendrá mayor bienestar. Ahora, la esperanza debe fundamentarse en una clara visión, para que no sea sólo una ilusión. La esperanza es una creencia fundada en una visión claramente definida. Sin visión es difícil albergar esperanza; pues tal esperanza se hace vaga y etérea. Pero una visión clara aporta convicción y sustenta a la esperanza. Y mientras más clara y mejor estructurada es la visión (en términos de metas, planes de acción, etcétera), en consecuencia, más se progresa en el desarrollo de la misma, más fuerte y real es la esperanza. Necesitamos cultivar la esperanza a través del continuo enfoque en la visión abrazada.

Para Reflexionar: Sin esperanza se pierde el enfoque y la pasión; pero mientras hay esperanza, contamos con las fuerzas para continuar. 

Arnoldo Arana. Valencia - Venezuela. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario